Surfeando la ola

olas-rompiendose-surfEsta semana tuve la oportunidad de ver el reality show de Katie Piper, una chica a quien le desfiguraron el rostro con ácido sulfúrico, razón por la cual ha tenido que someterse a 80 cirugías reconstructivas. El dolor físico y psicológico que Katie ha vivido le ha servido de motor fundamental para dedicar su vida a ayudar a personas desfiguradas.

La historia de Katie Piper me  da la oportunidad de hablarles de otra extraordinaria mujer que se ha crecido en la adversidad, ayudando a quienes comparten su enfermedad y marcando pauta sobre cómo llevar la vida cuando se tiene una enfermedad rara. Me refiero a Fide Mirón.

La conocí en Totana, en el Encuentro Iberoamericano de Enfermedades Raras. Fide es actualmente la Secretaria de FEDER, así que allí estaba como una más, presta a aprender y compartir. No se hasta qué punto ella es consciente de lo que enseña, pues solo tener la oportunidad de compartir unos momentos con ella termina siendo una lección de vida. Fide tiene Porfiria Eritropoyética de Gunther, una enfermedad poco frecuente, degenerativa y mutilante que ha destrozado su rostro y manos, pero que no ha podido apagar su espíritu.

Fide y Katie ciertamente son mujeres extraordinarias, pero no por su condición física sino por su calidad humana. ¿Qué las hace diferentes? Estas dos mujeres tienen en común su actitud ante la vida, su capacidad para sobreponerse a las situaciones que han vivido, saliendo fortalecidas y dedicando sus esfuerzos a ayudar a otros. Son personas que en lugar de ahogarse en un mar de lamentaciones por sus circunstancias vitales, aprendieron a surfear la ola aprovechando su energía para seguir adelante. No creo que sean personas que nunca sintieron frustración o deseos de abandonar la lucha, creo que a pesar de ello asumieron su situación centrando sus esfuerzos en lo que podían cambiar, en cómo podían marcar la diferencia. Estas mujeres asumieron y aceptaron la desfiguración de sus rostros y los convirtieron en banderas de sus propias luchas.

Ahora nos toca despertar y fortalecer a las Fide y Katie que todos llevamos dentro.

Más información sobre Fide Mirón y su campaña “Dar la Cara”:

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/10/12/valencia/1223813267.html

http://www.youtube.com/watch?v=52dDNNjzG1Y

Acerca de Gloria Pino Ramírez

Venezolana. Psicóloga con Especialización en Metodología de la Investigación, Maestría en Psicología Clínica y Doctorado en Psicología. Viviendo con Síndrome de Marfan y trabajando por las EE.RR en Iberoamérica.
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Surfeando la ola

  1. Marie dijo:

    Lección de vida. Importante aprender a surfear…interesada en hacerlo¡¡¡

  2. Pingback: Hay un cristal en mi queso | Mundo Marfan Latino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s