Empezando a soñar de nuevo

Isaiah_AustinLa noticia ha estado en todos los medios de comunicación esta semana. El Marfan ha dado un paso mediático importante con la retirada del jugador de baloncesto Isaiah Austin que ha sido diagnosticado con el síndrome.

El tratamiento que se ha hecho de la noticia es muy apropiada, y diferente a como suele hacerse con otras figuras del deporte u otros afectados por el síndrome de Marfan.

Isaiah no es la primera figura del baloncesto a la que se le ha detectado síndrome, ni será la última. Este es un caso de éxito, porque se ha atajado a tiempo. En otros deportes hay que lamentar terribles resultados como el de Flo Hyman porque no fueron prevenidos. A mucha menor escala, también la influencia estelar de algunos deportistas como Michael Phelps se dejan sentir en la visión inapropiada que los mismos afectados o sus padres tienen del síndrome. (Hay que aclarar que Phelps no está afectado de Marfan, pero posiblemente tiene hábitos marfanoides.)

En Mundo Marfan Latino nos preocupa, como al resto de la comunidad de afectados, que la información precisa llegue a todos para evitar males mayores. La excusa de la noticia nos permite hablar hoy de qué significa exactamente para nuestras vidas un deporte de contacto como el basket, pero más allá de eso, lo que significa para nuestro ánimo no poder practicarlo.

Isaiah Austin nos está dando una gran lección. No creo que nadie pueda decir que es fácil renunciar a un sueño como el suyo: estar en lo más alto, en la mayor liga de Basket, sin embargo lo ha hecho.

Recibimos muchas preguntas acerca de qué deportes se pueden practicar, o que actividades físicas son recomendables o no. Incluso es habitual recibir preguntas acerca de actividades de musculación por el interés de apuntarse a un gimnasio a hacer pesas.

En resumen, y siempre teniendo presente las recomendaciones de los médicos, es importante:

  • Acudir a las revisiones médicas para conocer nuestro estado actual de salud
  • No realizar sobreesfuerzos o actividades sostenidas largo rato. No levantar peso, subir y bajar escaleras…
  • Evitar golpes o sacudidas fuertes.
  • Evitar actividades que puedan afectar nuestras articulaciones.
  • Realizar actividades de mantenimiento del tono muscular. Caminar, nadar…
  • Consultar con un fisioterapeuta, quien en base a tu evaluación médica, indique los ejercicios adecuados para ti.

En general, pero sobre todo si se es joven, uno no quiere pensar que hacer ejercicios hasta verse escultural, o jugar al basket puedan suponer un peligro, pero así es. Se trata de no ver este hecho como una merma de nuestra capacidad, sino como una opción que no tenemos.

En esa línea, a todos nos gustaría vivir en un lugar idílico, viajar o disponer de efectivo en todo momento, pero son sueños a los que la realidad nos hacer renunciar y a lo que nos hemos acostumbrado. Luchamos por ellos, pero hasta donde podemos.

En esta definición de nuestros sueños tiene gran importancia cómo somos educados, y cómo nos transmiten nuestros padres y profesores sus lecciones de vida, y renunciar a ciertos sueños es parte de nuestro tránsito a la madurez.

Para los padres cuesta imponer un cambio así a un hijo o hija por cuestiones de salud. Ellos mismos sienten cierto fracaso al no poder ver en nosotros a un Michael Phelps de la natación o a un Isaiah Austin del baloncesto, pero es necesario hacerlo.

Estos temas pueden ser afrontados mejor con un orientador que nos de pautas a seguir para hacer la transición más fácil, pero sobre todo, si nuestros hijos son lo suficientemente adultos, hablándolo y ofreciendo la información necesaria.

Hay que buscar pues nuevos sueños, otras metas, para no quedarse parado. Siempre hay caminos por los que transitar, aunque no siempre están a la vista, y hay que ser muy valiente para dar un paso a un lado y dejar pasar esa oportunidad. Ahora tenemos un ejemplo. Gracias Isaiah Austin.

Ver también: Programa de ejercicios

Aviso de la asociación argentina Amar.

marfan_basket

Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Empezando a soñar de nuevo

  1. Pingback: Noticias irresponsables o por qué Phelps no tiene Síndrome de Marfan | Mundo Marfan Latino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s