Preparación para escalar el Everest

Hola querido o querida alpinista. Si estás a las puertas de una intervención quirúrgica programada de corazón, no temas. No va a ser doloroso. De hecho no te vas a enterar de nada, porque vas a estar ricamente sedado/a todo el rato. Lo duro va a ser la recuperación, porque te vas a sentir como si, de repente,  te hubiesen subido a lo alto del Everest y tuvieras que descender la montaña desde más de 8.000 metros de altura, por eso debes prepararte a conciencia.

Sigue leyendo