Hay un cristal en mi queso

queso-cristal¿Conocen esos chistes que empiezan: “camarero, hay una mosca en mi sopa”? El título de la entrada de esta semana es un poco como ese chiste. Fuimos a comprar un tarro de queso para untar, y al abrirlo nos encontramos con que dentro había un cristal que fue a parar ahí por mil posibles razones. Lo importante de esto no es el queso desperdiciado, ni el potencial peligro del cristal dentro, lo curioso fue que, una vez evaluada la situación, decidimos que lo mejor era no hacer nada. Hoy os hablaré sobre la indefensión aprendida.

Sigue leyendo