Testimonio después de un año

Robinson, el día que le dieron el alta

Robinson, el día que le dieron el alta

Esta semana recibimos un correo de Robinson Garrido, un chileno que nos cuenta su historia con el Síndrome de Marfan y las huellas que ha dejado en su vida. A continuación compartimos su mensaje:

Estimados, junto con saludarles les cuento parte de mi historia…

Me diagnosticaron Marfan a los 20 años aproximadamente y la verdad nunca le tomé el peso a lo que significaba el síndrome. Revisé lo que significaba y las implicancias pero solo a manera informativa.

En mi familia Marfan siempre ha estado presente, se llevó a algunos de mis tíos, tengo primos con Marfan y mi madre fue intervenida por una disección aórtica tipo B en el 2009… hasta ahí yo estaba bastante interiorizado en el tema, y aun así me dejé estar y no me controlaba.

Formé mi familia, proyectaba mi vida como profesional, terminé mi carrera universitaria (Ingeniería Civil en Informática en la USACH) y me esforcé por cumplir mis anhelos…

El día de mi examen de titulo será un día que no olvidaré (7 de Octubre 2014), no porque fui felicitado y aprobé destacadamente, sino porque una hora después del examen, cuando ya la presión había bajado y me preparaba para almorzar con mis colegas y amigos, sentí un dolor inmenso en el pecho, como una lanza que te atraviesa y que se queda ahí…

De inmediato supe lo que era, el momento que en mi subconsciente temía había llegado, caminé por los patios de la universidad hasta el centro medico y les conté de mi dolor, en primera instancia desestimaron algo grave porque mi pulso estaba normal, pedí hablar con el doctor a cargo y le conté que tenia síndrome de Marfan y que el dolor era intenso, temía por una disección aórtica. El doctor se puso palido y comenzó las gestiones para llevarme a alguna clinica, la mas cercana era la Clínica Bicentenario.

Mientras venia la ambulancia, llamé a mi hermana que estudia en la misma universidad y me acompaño para todo el tema de papeleos y avisarle a mi mujer (en ese momento embarazada de 6 meses de mi segunda hija).

Llegamos a la clínica y repetí lo que le había dicho al medico de la USACH, por lo que el médico de urgencia me llevó de inmediato a realizar un Angiotac que confirmó el diagnostico, disección aórtica tipo A, debían operarme de urgencia y reemplazar la aorta ascendente y la válvula aórtica, recibí morfina y me prepararon para el quirófano (ya habían transcurrido dos horas desde que comenzó el dolor hasta que estaba estabilizado en la clínica).

Fui operado exitosamente, estuve seis días en coma, tuve una neumonía intrahospitalaria de la que me recuperé rápidamente, y luego de 20 dias en el hospital ya estaba de alta camino a mi casa, mi primer deseo era abrazar a mi primera hija de 2 años.

Con la guía del personal medico estoy aprendiendo a llevar adelante esta nueva vida, con los medicamentos diarios, con el anticoagulante que me ha provocado mas de alguna incomodidad por algún corte o moretón…

Hoy cumplo un año, miro a mi mujer y a mis hijas, y me siento agradecido de la nueva oportunidad que tengo de verlas crecer. Se que tuve suerte, también se que podría haber prevenido tanto riesgo.

Espero que este testimonio pueda ayudar a que la gente no se tome a la ligera este síndrome, que se controlen y que se empoderen de esta circunstancia de vida para que no nos pille sin resguardo y trunque nuestros sueños.

Siempre disponible para ustedes, saludos desde Santiago de Chile.

Agradecemos a Robinson por compartir su historia de aprendizajes. Su inteligencia y perseverancia le llevaron a graduarse de Ingeniero y el Marfan le enseñó a ser guerrero.

Esta entrada fue publicada en Vivencias y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Testimonio después de un año

  1. Marie dijo:

    Importante aprender de otras experiencias como la de Robinson. Otra oportunidad, para vivirla ❤

  2. Qué bueno compartir las historias de vida para ser el espejo en el que otros puedan verse reflejados y opten por una responsable conducta de controles puntuales. Gracias y Felicitaciones para Robinson y su familia.

  3. hernan dijo:

    que bueno q estés bien! yo también pase por la misma situación gracias a dios y a la fundación favaloro puedo seguir luchandola !

  4. Laura Victoria M. Grimaldos dijo:

    Muy admirable tu historia, es importante ser consciente de las situaciones y saber sobrellevar la enfermedad como parte de la vida, mucha fortaleza y ánimo para alcanzar lo que anhelas.

  5. GRACIAS TOMO CONCIENSIA MI HIJO CON SINDROME DE MARFAN FALLECIO EL 30 DE SEPTIEMBRE DE ESTE AÑO NO TOMO CONCIENSIA Y SU COMPAÑERA DE VIDA TAMPOCO DEJO UN NIÑO DE 6 AÑOS Y UNA MADRE HERMANAS SOBRINOS DESTROSADOS CUIDESE MUCHO X FAVOR CARIÑOS

  6. rosse mary dijo:

    Me alegro que estes bien, quisiera saber donde te operaste?

  7. Te admiro eres un gran hombre sigue luchando y la ultima palabra la tiene Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s