Amores Marfan

loveTodo en amor es triste, más, triste y todo, es lo mejor que existe. – Ramón de Campoamor.

Este artículo debería llamarse, seguramente, amores atípicos. ¿Y qué hay con el mundo del otro corazón, el del amor, y las personas afectadas por el síndrome de Marfan? Alguien ajeno a nuestra patología podría decir “Y… ¿qué hay con ese tema?” Hay, amigo/a, hay, y mucho, pero tampoco para tanto como para que la frase de Campoamor tenga sentido. No seamos pesimistas.

Ahora que se acerca el día de los enamorados, este es un tema que preocupa, sobre todo a aquellos de nosotros que somos o nos sentimos jóvenes (ejem) y especialmente a quienes no tienen pareja. Los que van para adultos ya han descubierto que en esto del amor hay más hueco que el que te dejan ver los estereotipos.

Hay muchas formas de amar y sentirse amado, tantas como personas que aman. El amor no es nunca una cosa fácil, así se sea el hombre o la mujer más agraciada físicamente. Esos dones no le garantizan a uno el éxito, aunque no vamos a engañarnos, la belleza ayuda, y mucho.

Te voy a contar lo que con el tiempo he descubierto. Ah, si me lo hubieran contado antes… Verás, el problema no es tanto cómo te ven a ti, sino cómo te ves tú mismo/a. Esto influye también en cómo tú miras a tu posible pareja.

Me explico. Todos tendemos a reflejarnos en los demás, a seguir pautas aceptadas, y a vivir dentro del estrecho margen que marcan las convenciones sociales, y esto, para el amor, no funciona.

Cuántas ocasiones perdidas ¿verdad? Por no atreverte a mostrar tus sentimientos, o quizá por no querer involucrar a una persona deseada en tus problemas de salud…

Sin recurrir a estudios científicos, puedo decir sin temor a equivocarme que sentirse poco agraciado físicamente es la principal causa de fracaso en las conquista de la persona deseada.

No se trata, ojo, de echarle valor y nada más, se trata de construir tu confianza de tal forma que, de entrada, el “NO” en tu cabeza desaparezca. Ese “no” que tanto temes oir. No ovides que  relaciones de cualquier tipo se dan entre las personas mutuamente, es decir, amar sólo no tiene sentido, como tampoco lo tendría, por ejemplo, ser amigo de alguien que no conocemos pero que llama la atención.

El amor no es sólo el deseo. Del deseo podemos hablar en otro momento. -Lamento si has leido hasta aquí y estabas buscando otra cosa.- pero el deseo es muy importante en nuestras vidas. Sólo hay que procurar que sea mutuo. “Sólo”…

Ese “mutuo” es lo complicado. Así que, antes de lanzarte a la aventura romántica con alguien o antes de que te encierres el 14 de febrero todo el día para que no te vean solo, piensa si merece la pena dar tu amor. Si es así, adelante, sin miedo, siempre que esa otra persona sea receptiva a tus deseos. Si no es así, paciencia, puede que necesites trabajar más vuestro compromiso. Pero si no hay opciones, mejor ser realistas. Ya llegará la persona adecuada. No dejes de conocer gente, es la mejor manera de encontrar tu otra mitad.

Hay muchos grados en el amor romántico. Busca la naturalidad tambien en esto. No te está negado ser feliz por tener una enfermedad rara, no te lo niegues tú mismo.

Te amo esposa.

Feliz día de los enamorados.

PS.: Si no tienes plan para este fin de semana, aquí tienes dos películas recomendadas sobre el tema: Her (2013), Las sesiones (2012).

Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Amores Marfan

  1. Pingback: Amores Raros | Mundo Marfan Latino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s