Cuidando el corazón II

ECGEn una publicación previa hablamos sobre la anatomía del corazón y los problemas frecuentes en la estructura de este órgano en quienes tenemos Marfan. Hoy abordaremos otro problema que frecuentemente afrontamos: las arritmias, las cuales no solo son molestas sino que en algunos casos pueden ser potencialmente mortales.

El impulso eléctrico que da la señal al corazón para contraerse comienza en el llamado nódulo sinusal, un grupo de células ubicadas en la parte superior de la cavidad superior derecha del corazón (la aurícula derecha), que es el marcapasos natural del cuerpo. En ocasiones hay problemas con el sistema de conducción eléctrica del corazón, bien porque se generan varias señales para iniciar el latido del corazón o porque las señales eléctricas no pueden movilizarse fácilmente o no se movilizan en absoluto. Estos problemas causan trastornos en la frecuencia cardíaca, como la bradicardia es un pulso muy lento, inferior a los 60 latidos por minuto, la taquicardia que es un pulso muy rápido, superior a los 100 latidos por minuto y el tipo más grave de arritmia que es la fibrilación que son contracciones rápidas y no coordinadas de fibras musculares cardíacas individuales.

¿Por qué se producen las arritmias? En algunas personas ocurren por un defecto congénito, en otros casos ciertos tipos de enfermedades cardíacas, la presión arterial alta y la acumulación de hierro en el organismo(hemocromatosis), pueden contribuir ala aparición de las arritmias. También el estrés, la cafeína, el tabaco, el alcohol y algunos medicamentos de venta libre para la tos y los catarros pueden afectar al ritmo natural de los latidos del corazón, por ello es primordial consultar con el médico la ingesta de cualquier medicamento, aún si no requiere prescripción de un facultativo.

No siempre nos damos cuenta de que tenemos una arritmia, algunas solo se detectan a través del electrocardiograma, sin embargo en otros casos como las bradicardias la persona puede experimentar cansancio, falta de aliento, mareo o debilidad y en el caso de las taquicardias pueden sentirse fuertes e irregulares latidos en el cuello y pecho, falta de aliento, sudoración y mareo.

El tratamiento es diverso y dependerá de las características de cada caso. Puede utilizarse medicación con antiarrítmicos, tratarse con cardioversión, esto es administrar una descarga eléctrica al corazón para que este retome el ritmo normal, implantar un marcapaso que regule la frecuencia cardíaca o realizar la ablación (destrucción) de las células que originan la arritmia. Adicionalmente es importante hacer cambios en el estilo de vida, evitar el café, el té, las bebidas gaseosas oscuras, el chocolate y algunos analgésicos o medicamentos para la gripe de venta libre.

Con información de Medline Plus y el Instituto Texas del Corazón

Acerca de Gloria Pino Ramírez

Venezolana. Psicóloga con Especialización en Metodología de la Investigación, Maestría en Psicología Clínica y Doctorado en Psicología. Viviendo con Síndrome de Marfan y trabajando por las EE.RR en Iberoamérica.
Esta entrada fue publicada en Ciencia e Investigación y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cuidando el corazón II

  1. carmen ramirez dijo:

    Muy buenas e interesante tus comentarios me han ayudado mucho!.muchas gracias y dios te Mendiga enormemente!!!.un abrazo .Carmen Ramirez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s