La sanidad que viene

cambio_openmind_2013_libroEsta semana, entre las noticias que suelo leer, encontré un capítulo del libro «C@mbio: 19 ensayos clave acerca de cómo Internet está cambiando nuestras vidas» titulado «Peligro de extinción», por Lucien Engelen y me pareció que lo que en él se decía podría ser el tema de esta semana en nuestro blog.

El título deja entrever la magnitud de los cambios que están sucediendo en el ámbito sanitario, y de alguna forma, este artículo trata de ponerlos de manifiesto para vislumbrar lo que será la atención que, no muy tarde, todos, afectados o no por una enfermedad poco frecuente, deberíamos poder recibir como usuarios de nuestros respectivos sistemas de salud.

Los profesionales de salud serán más necesarios que nunca. El término profesional nunca habrá tenido en este ámbito más sentido, porque la atención personalizada y el trato con un paciente cada vez más involucrado en la gestión de su salud es cada vez más común. La empatía es necesaria, pues los pacientes valorarán sus servicios compatiendo las opiniones con otros pacientes, y ya no será suficiente con ser un bien médico, también habrá que parecerlo.

Internet y las comunicaciones facilitan este nuevo estátus del paciente que consigue atención y seguimiento sin necesidad de visitar el centro de salud, y que participa en programas de seguimiento autogestionados. Las comunidades de pacientes on-line y la información de calidad son alternativas muy empleadas ya como forma de obtener una segunda opinión. En patologías raras a veces se convierte en la única opción.

Poder tener contacto con tu médico por canales alternativos (correo, plataformas web, servicios on-line, etc…) unido a los avances en medicamentos, ayudará a que las hospitalizaciones sean cada vez más breves. Algunos dispositivos domésticos como los coagulómetros, pulsómetros, etc… ya ayudan a no depender de visitas al centro de salud. Más adelante, otros dispositivos conectados a tu celular ayudarán a monitorizar tus constantes o podran obtener datos biométricos más amplios.

Por su parte, los médicos y especialistas en cualquier área de salud tendrán la posibilidad de aprovechar Internet no sólo para formarse, sino para colaborar en las áreas de investigación afines.

Si a todo esto sumamos los avances tecnológicos que se van produciendo, se puede concluir diciendo que los cambios son prometedores.

Los distintos gobiernos y los profesionales deberán hacer un esfuerzo por adaptarse a los nuevos requerimientos en salud y optimizar los recursos para lograr este nuevo paradigma. Si ese esfuerzo se lleva a cabo, los pacientes con características específicas seremos beneficiados por una mejor atención.

El libro y/o el capítulo puede descargarse en varios formatos gratuitamente.

Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s