Seis Virtudes: Templanza

?????????????????????????????????????????????????????????????????????Siguiendo con la serie de artículos sobre las Virtudes, esta semana tocaremos el tema de la Templanza, la cual se refiere a una moderación juiciosa que comprende cuatro fortalezas que nos protegen de excesos o desbordes contraproducentes.

Estas fortalezas son: a) La Capacidad para perdonar errores ajenos y poder reconocer cuando la gente merece una segunda oportunidad. De igual modo contempla liberarse de emociones negativas como la ira, la angustia o el deseo de venganza. b) La Humildad se refiere a no sentirse superior a los demás, ni buscar ser el centro de atención de los otros. Curiosamente esta fortaleza va de la mano con un buen nivel de autoestima, ya que implica un reconocimiento realista de los propios defectos y virtudes. c) La Prudencia, es una orientación hacia nuestro futuro personal, una forma de razonamiento práctico y autogestión que ayuda a lograr los objetivos individuales a largo plazo de manera eficaz. Se trata de ser cuidadoso respecto a las propias decisiones, de modo de no hacer o decir cosas de las que luego nos arrepintamos, ni asumir riesgos innecesarios. d) La Autorregulación, se refiere a tener un control adecuado, ni rígido ni escaso, sobre los propios sentimientos y conductas, comprendiendo el poder contenerse para no perjudicarse o bien para obtener beneficios. La autorregulación nos ayuda a controlar nuestros deseos, emociones y conductas con el objeto de obtener alguna recompensa posterior.

En nuestro ciclo vital como personas que vivimos con una enfermedad rara, rescato la prudencia y la autorregulación como dos fortalezas sumamente valiosas para nuestra salud y calidad de vida. Conocer los límites de nuestro cuerpo, tomar decisiones sobre cómo cuidarnos hoy para mantenernos en la mejor forma posible mañana, son ejemplos de cómo la Prudencia puede vincularse con la salud. En esta misma línea, desarrollar la capacidad de autorregular nuestro comportamiento, qué comportamiento es conveniente, cuando comenzarlo, por cuánto tiempo mantenerlo o si debemos rectificarlo o terminarlo, son habilidades que directamente favorecen nuestra salud.

Por otro lado la Capacidad de perdonar y la humildad, si bien no necesariamente se vinculan con nuestra salud física, si lo están con la emocional. Y después de todo ¿no se trata de ser mejores personas cada día?

Acerca de Gloria Pino Ramírez

Venezolana. Psicóloga con Especialización en Metodología de la Investigación, Maestría en Psicología Clínica y Doctorado en Psicología. Viviendo con Síndrome de Marfan y trabajando por las EE.RR en Iberoamérica.
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Seis Virtudes: Templanza

  1. Marie dijo:

    Excelente reflexión. Todos los días, aprendemos algo para vivir mejor en comunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s