El autocontrol se llama Atenolol

Artista: Roixa Rrg

Hablaba con una enfermera que me decía que en la planta de post-operatorio del Hospital 12 de Octubre (Madrid) tenían mucho cariño a todos los Marfans.

Con frecuencia, la gente que nos conoce, a «los Marfans» (afectados por, permítaseme la licencia lingüistica) suele coincidir en lo juiciosos y pausados que somos, en lo bien que afrontamos las dificultades y en nuestra fortaleza en los momentos adversos.

A fuerza de dolor, de vivencias y de muchas contrariedades hemos conseguido tener una visión empática de la vida. Conectamos bien con la parte emotiva de las situaciones, la comprendemos y por eso la sobrellevamos mejor.

Pero hay algo más que nos ayuda a mantener nuestra sangre fría en los momentos difíciles. A pasar por quirófano como el que se va a trabajar cada mañana, y a relativizarlo todo. Ese algo más es con frecuencia (no siempre) el betabloqueante Atenolol.

Uno de mis médicos de cabecera, que pasó a mejor vida, -no murió, simplemente dejó de visitarme, con lo que eso implica para su tranquilidad emocional- me decía que, cuando ellos van a unas conferencias y tienen que hablar en público, toman Atenolol u otro betabloqueante para hacer frente al pánico.

Yo puedo decir ciertamente que mi vida cambió con el Atenolol. No sólo me frenó de raíz mis arritmias, sino que me dio una seguridad y tranquilidad que no conocía anteriormente.

Decía la doctora Julie de Backer en las I Conferencias Internacionales sobre Síndrome de Marfan organizadas por SIMA que se estaban replanteando la eficacia de los betabloqueantes como medio de prevención de intervenciones quirúrgicas en el tratamiento del Marfan, pero que desde luego el tratamiento es eficaz, sobre todo cuanto antes empiece a tomarse. Y digo para mi: por favor, que no nos lo quiten. 😉

Ahí fue cuando me acordé de la exposición «En positivo se vive mejor» de Roixa Rrg y de su mensaje. De cómo los enfermos crónicos vivimos dependientes de nuestras medicaciones y a veces lo somos hasta el punto de modificar nuestra conducta a través de ellas.

Un regalo o una condenación, pero es lo que nos ha tocado a algunos, a quienes tomamos Atenolol como parte de nuestra terapia de prevención.

Pero todo no iban a ser ventajas. Un día os contaré un «pequeño» inconveniente de este medicamento…

Esta entrada fue publicada en Vivencias y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a El autocontrol se llama Atenolol

  1. Gloria dijo:

    Tan cierto es lo que dices como que en ocasiones es utilizado para ayudar en el tratamiento de los ataques de pánico. Por otro lado creo que en la esfera psicológica es muy importante desarrollar las habilidades de lidiar con los problemas, menores y mayores, que nos trae cada día.

    • badaman dijo:

      Al hilo de lo que comentas, sería interesante conocer el efecto de este medicamento en la esfera emocional a ciertas edades tempranas y si esto predispone para el futuro aún si deja de tomarse la medicación, porque pudiera darse el caso de que, condicionados por sus efectos, los jóvenes medicados no desarrollen esas habilidades de las que hablas.

  2. Roixa RRG dijo:

    Hola Badaman! Muchas gracias por usar mi imagen y linkarme a mi blog! Me alegra mucho que compartas mi filosofía de vida: En positivo se vive mejor! e invito a todas las personas a vivir de manera positiva todo lo que les pase! Espero que todo te vaya muy bien! Saludos desde Barcelona!!! 🙂

  3. Maite dijo:

    Yo deje de tomarlo después de operarme, en junio del año pasado, ahora entiendo pq estoy tan… como diria yo… q no me callo nada, jejejeje, mis amigos y compañeras de trabajo me tiene hasta miedooo, jejejejje, digo yo que será por la falta de atenolol!!

  4. Pingback: Un año con vosotros | Mundo Marfan Latino

  5. Pingback: Disfunción eréctil | Mundo Marfan Latino

  6. Relaxación dijo:

    Yo empecé a tomarlo en 2005 después de tener una arritmia (era la 4ª o 5ª). Después tuvieron que operarme pero desde que empecé con el atenolol no he tenido arritmias ni nada parecido. Es cierto que me he vuelto más tranquilo y además he dejado a un lado las lucuras de un chaval joven ignorante de su enfermedad. Gran blog, gran ayuda. Un gran abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s