Somos responsables de nosotros mismos

Contando con la mejor de las suertes, para nosotros llega un día, ese día, en que uno nota que algo no va bien, que su cuerpo hace tiempo que no le responde como antes, que le cuesta más levantarse, respirar, hacer cualquier mínimo esfuerzo… -digo contando con suerte porque hay a quien su cuerpo no le avisa-, cuando llega ese momento es cuando uno empieza a pensar si no debía haber tenido más cuidado, y si no hubiese sido necesario estar más en contacto con su médico. Recuerda cuando, de niño, sus padres estaban pendientes de uno y lo llevaban a revisarse el pecho, y al oftalmólogo…

Este post de hoy va sobre todo dedicado a estos jóvenes que pronto dejarán el nido o a los que ya lo hicieron pero dejaron también las buenas costumbres y tienen a sus madres algo preocupadas. 😉

Si nos encontramos bien de salud es fácil olvidar las complicaciones de nuestro síndrome. Hacer una vida normal, sin preocupaciones médicas es el sueño de todos nosotros, pero la realidad es otra y no ayuda nada no mirarla de frente y asumirla. te hablo por experiencia.

Las razones para visitar a tu cardiólogo, al menos una vez al año, son obvias, no las voy a exponer ahora, pero la motivación para hacerlo parece que no nos asiste por mucho que asintamos con la cabeza y reconozcamos lo importante que son esas revisiones. No, eso implica reconocer nuestra enfermedad.

Tampoco le dedicamos mucho tiempo a la actividad física, a caminar, a llevar una alimentación adecuada, a descansar las horas necesarias, a no hacer sobre-esfuerzos…

Queremos ser como los demás y déjame decirte algo, nadie es como los demás. Todos tienen cosas que asumir en sus vidas, situaciones que controlar, algunos son altos, otros bajos otros gordos y otros delgados, algunos sufren otras enfermedades o síndromes iguales o peores que los nuestros, la gente envejece, sufre accidentes discapacitantes… y nosotros seguimos pensando en el fondo que nos ha tocado un hueso duro de roer y que ojalá nuestra vida hubiera sido distinta. Si me preguntan a mi quisiera volver a tener 25 años, imagínate…

Dentro de nuestro síndrome, hay afectados de mayor y menor grado. Hay gente que sufre verdaderos problemas físicos, gente hiper-medicada, gente que está disconforme con su cuerpo y sus cicatrices, gente que necesita engordar, otros adelgazar, hay gente operada, gente que no ha pasado por quirófano en su vida… por todo esto tenemos que ser vigilantes con nuestra salud. Debemos investigar que nos va bien a cada uno, que cosas hacer para tener una mejor calidad de vida y ponerle remedio. Además, como ya sabéis, no todos los especialistas médicos están al tanto de nuestras peculiaridades, así que cuanto antes asumamos lo que somos antes estaremos en disposición de poder ayudarnos a nosotros mismos. buscad la ayuda que necesitéis. No os de miedo pedirla.

Seguramente con un ejemplo o una historia real ilustraría mejor mis palabras. En este blog encontraréis algunas. Con esas historias tendréis un espejo en el que miraros y valorar el nivel de implicación con vosotros mismo, pero eso sería engañoso en parte. Lo que os propongo es que penséis no que tan bien o tan mal os encontráis, sino en cuándo fue la última vez que visitásteis a vuestro médico para una revisión y que penséis si vuestros hábitos de vida son lo suficientemente saludables como para no dejar mella en vuestra salud futura. Luego, si lo necesitáis, anotad en vuestras agendas para esta semana: “Debo llamar al doctor para una revisión” o bien “no olvidar dormir 8 horas”, etc… y si de paso se lo cuentas a tu madre, se sentirá más tranquila.

Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Somos responsables de nosotros mismos

  1. ROXANA dijo:

    EXCELENTE!!! GRACIAS POR TUS ESCRITOS QUE NOS DAN MUCHO QUE PENSAR Y REFLEXIONAR, SOBRE “NUESTRO”.. SÍNDROME DE MARFAN.. MUCHAS CRACIAS!!!

  2. badaman dijo:

    Roxana, me alegra que los encuentres de utilidad! Muchas gracias por leernos.

  3. Bada me encantó la entrada de hoy! Es tan cierto lo que dices, no solo para los más jóvenes, también para nosotros que a veces nos sentimos cansados de este peregrinar de médico en médico… Gracias por recordarnos que somos los responsables directos de nuestra vida!

    • badaman dijo:

      Nos tenemos que aplicar el cuento todos, yo incluido. Gracias Gloria, alguien especial me ayudó este año a darme cuenta de eso. 😉

  4. Ruth dijo:

    Que Bueno!!!!!es el pensamiento de una madre que tieneun hijo con Marfan, puesto en palabras!!!!muy bueno, muchas gracias Bada!!!!!!!

  5. Pingback: ¿Médicos? | Mundo Marfan Latino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s